En las Organizaciones, como en cualquier grupo humano, las personas buscan ser más eficientes en su interacción a través del establecimiento de normas que favorezcan su camino hacia el objetivo. Tradicionalmente hemos pensado que la forma de aumentar la productividad era meramente cuantitativa: “si trabajo más horas, más produciré”. Hoy en día, por suerte, existe evidencia científica suficiente que nos invita a replantearnos estas viejas ideas, ya que nuestro cerebro no se ha diseñado para funcionar de esa manera.

Guy Blaskey, CEO de Pooch & Mutt, describe el proceso de haber instaurado el Mindfulness en su organización como algo “increíblemente útil”

El Mindfulness se define como una aproximación de mente y cuerpo para el bienestar que puede cambiar la forma en la que piensas sobre las experiencias que vives, con el objetivo de reducir el estrés y la ansiedad. En un mundo de presión con tanta interconexión e interdependencia, la meditación y la práctica del mindfulness calma y enfoca la mente y ayuda a evitar el burnout.

En 2012 se puso en marcha un estudio conducido por la universidad de Duke con la compañía Aetna Health Insurance desde que su CEO, Mark Bertolini, hizo que programas de yoga, meditación y el bienestar fueran extensibles a cada uno de sus 49.000 empleados. Encontraron un descenso del 7% en costes sanitarios y 69 minutos adicionales de productividad cada día.

Guy Blaskey, CEO de Pooch & Mutt, describe el proceso de haber instaurado el Mindfulness en su organización como algo “increíblemente útil”, y dice “la habilidad de concentrarse en una cosa y no distraerse… No tiene sentido estresarse sobre cosas que no puedes controlar, la clave es entender eso de forma profunda”. Poco & Mutt ha tenido un crecimiento desmedido y Blaskey apunta la razón “el momento en el que el Mindfulness formó parte activa del negocio”.

David Gelles, autor de Mindful Work, dice “A medida que nos convertimos en más auto-conscientes, a través de la práctica de la meditación, también nos convertimos en más conscientes de cómo nuestras acciones impactan en los demás” y es precisamente ahí donde radica el gran secreto del Mindfulness en el lugar de trabajo. Este autor describe 3 secretos para que funcione la transición del Mindfulness en la empresa:

  1. Empieza a pequeña escala: No se trata de convertirnos de la noche a la mañana en expertos meditadores, ni esperar que toda la organización lo sea, se trata simplemente de “volver al lugar del momento presente en una manera gentil y acceptable”.
  2. Busca un guía: Busca la forma de que alguien te introduzca de forma saludable al Mindfulness. Utiliza cualquier soporte que pueda promover tu pràctica.
  3. Desea el bien ajeno: Piensa en alguien cercano o alguien que no te lleves muy bien y en silencio, deséale sinceramente felicidad. “se trata de cultivar un sentimiento de buena voluntad.” Aunque sea sorprendente, lo cierto es que funciona.

Pero seamos serios, ¿Qué dice la ciencia sobre cómo afecta a la mente y al cuerpo el
mindfulness?

  • La meditación incrementa la actividad en el número de regiones cerebrales, incluyendo
    especialmente aquellas que están relacionadas con el aprendizaje y los procesos de memoria, la regulación emocional y la perspectiva.
  • Incrementa funciones psicológicas de atención, compasión y empatía.
  • Activa el SNP (Sistema Nervioso Parasimpático), calmando el SNA (Sistema Nervioso Autónomo) y decreciendo los niveles de cortisol.
  • Mejora el sistema inmune.
  • Mejora condiciones médicas como la diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, asma,síndrome premenstrual y dolor crónico.
  • Mejora condiciones psicológicas como la ansiedad, el insomnio, las fobias y los trastornos alimentarios.

A pesar de que hay cierto nerviosismo en la industria para que no se relacionen estas prácticas en la empresa con ningún tipo de conducta que rememore nada que sea demasiado místico, el capitalismo corporativo y el foco en las prácticas de meditación están, cada vez más, hechos el uno para el otro. Como dice Natasha Clark, de Business Reporter, “Con la cantidad de líderes que están promoviendo estas técnicas en sus negocios y se vanaglorian de ello, es inevitable pensar que el Mindfulness y la salud física y mental de los empleados vayan a convertirse cada vez más en una prioridad para los negocios en el futuro”.